rss


2º Domingo Adviento, Preparad el camino al Señor

Domingo 6 de diciembre de 2015

El tema que trata hoy la liturgia de la Palabra, en este segundo domingo del Adviento, es el de la necesidad de buenos profetas. Se necesitan hombres y mujeres que con sus intuiciones y acciones abran nuevos caminos que rompan el conformismo con un mundo injusto y deshumanizador.
La 1ª lectura anuncia el "Camino" de un nuevo “Éxodo". Al sufrido pueblo en el exilio, el Profeta Baruc dirige una profecía llena de esperanza y vibrante alegría: el Dios mismo preparará el camino del regreso:
“Rebajará todos los montes elevados, rellenará los barrancos, el nivelará el suelo, para que Israel camine seguro."
El evangelio nos muestra la vocación profética de Juan Bautista. Este aparece como una VOZ EN EL DESIERTO, haciendo una fuerte llamada a la CONVERSIÓN, para preparar el "Camino del Señor". Es el gran predicador del Adviento, que también hoy nos enseña a preparar el Camino de Jesús para la Navidad.
El ADVIENTO es un tiempo favorable para nuestro “éxodo": debemos deshacernos de las cadenas que impiden la acción liberadora de Dios, para vivir en la alegría y la libertad. Las señales de los nuevos caminos a seguir son: el amor, la justicia, el servicio, la fidelidad, y también el amor comprometido para con todos es el camino de la perfección, y el modo de mantenerse vigilantes en la espera del Señor, nos dice la 2ª Lectura. ¿Cuáles son los caminos torcidos a enderezar para llegar a Dios?
¿Qué valles a rellenar en la vida profesional, en la vida espiritual, en la vida familiar, en la vida de la comunidad? ¿Qué montes allanar: orgullo, autosuficiencia... ? Los más sencillos y humildes encontrarán al Mesías en su camino. Dios no podría servirse también de nosotros para preparar los hombres de hoy para la venida de Cristo en la Navidad de este año?
En este domingo, presentamos la obra de misericordia “enseñar al que no sabe” . La Virgen Inmaculada nos sigue acompañando durante el Adviento, solemnidad que celebramos el día 8.

PDF - 1.5 MB

Oración: Que como el Bautista sepamos prepararte el camino, Señor

Señor, en estos tiempos que nos toca vivir
los problemas se acumulan,
muchos pierden la ilusión
y parece que todo sale mal.
Ayúdanos a ser profetas de alegría,
Buena Nueva y Esperanza
como lo fue el Bautista.

Líbranos, Señor, de la crítica destructiva
cuando los que nos gobiernan
no son de nuestro agrado o tendencia.
Que sepamos ver lo positivo de su gobierno
y no caer en catastrofismos absurdos.
Líbranos de la envidia, de la ambición
y del defecto de juzgar a los demás.

Que como el Bautista
sepamos prepararte el camino, Señor.
Que sepamos buscar soluciones
a la crisis de fe
y al desencanto de los creyentes.
Que abramos las puertas
de nuestras comunidades
y sepamos preparar a la gente
para que te encuentre en nuestras Celebraciones
y en nuestro estilo de vida.

Ayúdanos, Señor, a purificar nuestra mirada
para «ver de otra manera».
A poner en marcha el reloj de la Paciencia
para saber caminar a tu ritmo,
sin adelantarnos a tu Providencia.
A facilitar el camino a los demás,
con nuestra comprensión y benevolencia,
con nuestra crítica constructiva
y nuestro deseo de ayudar.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Primeras Comuniones-(3 de octubre)