rss


2º Domingo de Adviento: Preparad el Camino....

Sábado 6 de diciembre de 2014

Estamos en segundo domingo de Adviento. Ante un mundo lleno de conflictos antiguos y nuevos. Ante el desbarajuste de unas relaciones comerciales a nivel mundial que favorecen siempre a los más ricos. Ante la impotencia que sentimos para afrontar los problemas sociales que no se pueden resolver con una limosna o con un gesto solidario, decimos: “no hay nada que hacer”, “todo está complicado”… ¿Podemos rendirnos ante el mal que hay en el mundo? ¿Podemos quedar tranquilos?
Hoy más que nunca hemos de escuchar la voz de los profetas. Estos siempre van a contracorriente porque ponen en cuestión el orden establecido, que a menudo esconden un grave desorden. Denuncian y anuncian buenas nuevas.
En este día al profeta Isaías y Juan Bautista contagian la esperanza. Abrir caminos. Allanad las dificultades. Desbrozar. Facilitar. Posibilitar otro mundo. Capacitar. Dar instrumentos. Mediar. Acompañar. El profeta exhorta a la conversión, al cambio, a la acción transformadora.
Hoy hay una llamada a transformar la humanidad, a proponer caminos nuevos para un Reino Nuevo, de justicia y de paz, El Papa Francisco, con voz profética, dice a los cristianos “no tengáis miedo e involucraos en los problemas”. No seamos cristianos indiferentes a la realidad sufriente de nuestro mundo. No podemos cantar, rezar, comulgar y pedir perdón… y después olvidarnos de las personas maltratadas, de los marginados... Jesús se rebajó, encarnó, curó. Él es el profeta definitivo, como dice Juan Bautista. Él unió el cielo y la tierra, el espíritu y la carne, la espiritualidad y el compromiso. Hacemos nuestra la invitación de Juan el Bautista: preparemos el camino del Señor para todos.

PDF - 1.1 MB

Oración: profetas nos indican caminos para vivir la fe

Te agradecemos, Señor Jesús,
por el profeta Juan
que te preparó el camino;
te agradecemos también por los profetas de hoy,
hombres y mujeres que con su vida
nos indican caminos para vivir la fe.

Haz, Señor, de todos los cristianos
un pueblo de profetas,
personas apasionadas por tu amor
y para servir a tu pueblo,
personas que, con la propia vida, hablen de ti;
que el Espíritu Santo que viniste a traernos
nos haga ser audaces y creativos
para vivir y anunciar el Evangelio.

Que Adviento no sea apenas preparar la Navidad,
sino especialmente preparación de un mundo
según tu voluntad, más justo y humano,
más fraterno y menos violento;
que tengamos la paciencia y constancia
de no desanimarnos en los fracasos
y que cuando las cosas van mal
no nos limitemos a dar la culpa a los demás,
sino que nos preguntemos sinceramente
qué podemos hacer para mejorarlas.

Que la Iglesia y cada uno de nosotros
sepamos aprender la austeridad de Juan Bautista
que hacía de él una persona libre
ante el dinero y todos los poderes;
y que aprendamos también a actuar
con un corazón de madre
que consuela y habla al corazón.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret

Portafolio

Calendario
julio de 2020 :

Rien pour ce mois

junio de 2020 | agosto de 2020


Próximamente...