rss


33 Domingo T.O. Día de la Iglesia Diocesana

Domingo 15 de noviembre de 2015

Este domingo celebramos el “Día de la Iglesia Diocesana”. Los cristianos de la Rioja - todos - nos sentimos alegremente honrados de ser miembros del cuerpo de Cristo, hijos entrañablemente queridos de la Iglesia Universal. El lema de este año, “Una Iglesia y miles de historias gracias a ti”, nos recuerda al Dios que se hace historia en nuestra historia, carne de nuestra carne, que impulsa nuestro paso y que acompasa su paso a nuestro andar. El cartel nos muestra tres escenas que hacen visible alguna de esas hermosas historias: la sonrisa perenne de la Vida Consagrada, la fuerza amurallada de los jóvenes que se encuentran con Jesús, la comunión eucarística de un niño... D. Juan José, nos anima a ser la fuente de la aldea global, que mana rebosante, multiplicando el gozo, serenando el dolor, acompañando. Y nos anima a todos a ofrecer nuestra oración, nuestro compromiso solidario, nuestra aportación económica, para acrecentar la vida y el testimonio evangélico de nuestras comunidades parroquiales. Él cuenta con todos y cada uno de nosotros bautizados. Y a todos nos agradece el testimonio de autenticidad, de cercanía, de atención al pobre, al alejado, al que padece.
El cuadernillo de la Diócesis recoge alguno de los muchos servicios que la Iglesia Diocesana ofrece a nuestra sociedad, a través de los cuales va haciendo presente la acción amorosa del Padre. Y nos informa de las Cuentas 2014, para hacernos llegar con transparencia la buena gestión de los bienes diocesanos y la necesidad de generar recursos. Ser Iglesia, e Iglesia diocesana, es ser parroquia. Ayuda a tu parroquia, ganamos todos.
Acudamos - martes y miércoles - a las dos charlas formativas sobre la encí-clica Laudato Si del Papa Francisco.

PDF - 1.1 MB

Oración: Soñar y trabajar por un mundo nuevo

Señor, hoy nos invitas a soñar
y trabajar por un mundo nuevo.
Quieres que seamos conscientes
de las dificultades.
Todos los cambios conllevan temor
y, lo que es más doloroso,
perdemos personas
que prefieren seguir con lo de siempre.

Tú, Señor, no eres un profeta de calamidades,
nos recuerdas que en este mundo
y en el universo nada es definitivo.
Nuestro planeta
es fruto de cataclismos espaciales
y cada avance cultural o científico
ha supuesto sacrificio y mucho esfuerzo.

Señor, el mundo nuevo que nos anuncias
no va acompañado de la destrucción
de los humanos.
Nos amas y has dado tu vida por nosotros.
Haznos colaboradores
de tu obra de transformación.

Señor, que la solidaridad
con las víctimas de las catástrofes
no se limite a un sentimiento puntual.
Que ayudemos a cuantas organizaciones
y misioneros trabajan en estos lugares
para evitar que vuelvan a repetirse.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret..



Próximamente...

  • RETIRO ESEPIRITUAL PARROQUIAL-(18 de enero)
  • Venta de COMERCIO JUSTO-(27 de enero)