rss


4º Domingo de Pascua: Jesús el Buen Pastor

Domingo 26 de abril de 2015

A partir de este domingo será el evangelio de San Juan el que nos acompañará en la celebración de la Pascua. El texto nos presenta al
Resucitado como pastor bueno, el pastor que tiene una relación particular con cada uno de nosotros, el que va delante de la comunidad de sus discípulos, delante de la Iglesia. Este Buen Pastor debe ocupar el lugar importante en la vida comunitaria: cuando nos reunimos, es Jesucristo quien nos preside; a Él escuchamos y a Él comulgamos. La vida cristiana consiste en el seguimiento del Buen Pastor, que no se reduce sólo a cuando estamos en la Iglesia, sino también a la vida cotidiana de cada uno allí donde estemos. También, como el Buen Pastor “da su vida por las ovejas”, el cristiano se implica en el dar y recibir de la vida cotidiana, sobre todo, con los más necesitados.
Es tan importante que personal y comunitariamente nos preguntemos si dedicamos tiempo y medios para que sea posible lo que dice Jesús: “mis ovejas reconocen mi voz”. “Ningún otro puede salvar”, Jesús “la piedra que desecharon los arquitectos, es ahora la piedra angular”; si le seguimos “veremos a Dios tal cual es”. Así es Jesucristo que está “con nosotros cada día hasta el fin del mundo” y nos da la misión universal de ser ”piedras vivas” de comunidad.

PDF - 1.2 MB

Oración: Que encontremos en ti el sentido de nuestra vida

Señor Jesús, tu palabra de hoy
y la del tiempo pascual va diciéndonos
que tú entregas la vida por los tuyos
y eres como la piedra que un día fue desechada
y ahora corona todo el edificio del pueblo de Dios;
todo eso, Señor Jesús, nos muestra
que el amor de Dios es eterno.

Ayúdanos, Jesús resucitado,
a perder el miedo de ser generosos,
de entregarnos al servicio de los hermanos
aunque no veamos los frutos
de modo inmediato.

Que encontremos en ti el sentido de nuestra vida
y lo realicemos haciendo el bien a los que nos rodean.

Hemos escuchado también que el Padre
nos reconoce como hijas e hijos suyos
y tú nos reconoces como ovejas de tu rebaño;
por eso te pedimos
que sepamos reconocerte a ti
como nuestro Pastor y Guía,
y aceptemos a todos como hermanos,
superando la tentación
de pensar sólo en nosotros mismos.

Te pedimos, Señor Jesús, por aquellos
cuya vida está destruida o herida
por los lobos de la violencia o la guerra,
por el olvido de los pobres o el desprecio
por las personas inmigrantes o de diferente religión.

Concede a todos los creyentes la actitud
compasiva y sanadora del buen samaritano,
y especialmente tu modo de ser
y de actuar como Buen Pastor.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Viacrucis cuaresmales-(19 de abril)
  • Cursillo de novios en la parroquia mayo-junio 2019-(31 de mayo)