rss


5º Domingo Cuaresma. La mujer adúltera

Viernes 11 de marzo de 2016

La Liturgia de hoy nos recuerda que la Cuaresma no es un tiempo para tirar piedras, sino para construir la fraternidad. El problema del mal y del pecado no se resuelve con el castigo y la intolerancia, sino por el amor y la misericordia. En el "camino cuaresmal" Dios nos invita a hacer que corra la vida nueva.
- ¿Cuáles son las esclavitudes que impiden, hoy, la libertad y la vida? - ¿Qué nos mantiene aún hoy alienados, presos y esclavos?
Quien conoce a Jesucristo, todo lo demás es basura. (Flp 3,8-14) ¿Qué “basura” me impide vivir en y con Cristo, nacer con Cristo para una vida nueva?.
En el Evangelio tenemos una emotiva escena de la vida de Jesús, ante una mujer PECADORA....

PDF - 1.4 MB

Oración: No has venido a condenar sino a salvar

No has venido a condenar sino a salvar.
Toda la vida has estado del lado de los pobres,
de los pequeños y de los impuros
(tres categorías que, sospechosamente,
se confunden a menudo),
por eso morirás desnudo en el suplicio
reservado a los proscritos y criminales.

Tus palabras salvaron a la adúltera
de morir apedreada,
y tu mirada le abrió un camino
de rehabilitación: «Vete
y no vuelvas a pecar».

Tu sacrificio en la cruz nos salva a todos,
y el nuevo mandamiento que pronuncias
nos abre el camino del Reino.

No nos quieres perfectos y puros,
sino confiados en tu perdón
y compasivos con los demás, como tú.
No nos quieres campeones
de ninguna competición,
sino que volvamos a levantarnos
después de cada caída
y sigamos corriendo hacia la meta.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret..



Próximamente...

  • Primeras comuniones-(27 de septiembre)
  • Primeras Comuniones-(3 de octubre)