rss


5º Domingo Pascua. La vid y los sarmientos

Sábado 1ro de mayo de 2021

Estamos en tiempos donde los vínculos se sustentan en la debilidad, todo sucede rápido, y la indiferencia campa como clave para vivir; son tiempos “líquidos”, del hombre Iight. Aunque a lo largo de este año de pandemia hemos podido aprender y echado en falta la cercanía, el abrazo y el encuentro. Sólo el amor nos puede transformar. En el proyecto de Dios, el Padre entrega a su hijo Jesús por amor. Un amor que se hace “encarnación”, “cercanía”, “pasión” y “locura”; un Dios que se entrega hasta el extremo.....

PDF - 976.3 KB

Oración: Gracias porque nos has llamado a ser seguidores tuyos

Gracias, Señor, por permitirnos
participar de tu fecundidad.

Aspiramos a dar mucho fruto,
pero no para alardear,
sino para darte gloria.
Deseamos que la gente
reconozca tu grandeza
al ver cómo nuestro amor
no son frases bonitas
ni palabras huecas,
sino que es verdadero
y se traduce en hechos concretos.

Queremos ser sarmientos
injertados en la vid verdadera,
Tú mismo, que das vida
y nos haces fecundos.

Te damos gracias por Saulo,
aquel hombre tan convencido de sí mismo
que perseguía a tus discípulos.
Pero te apiadaste de él
y lo convertiste en un gran apóstol.

Gracias porque nos has llamado
a ser seguidores tuyos,
a pesar de nuestras debilidades.
Nos has podado y purificado,
porque quieres que seamos fecundos
y demos fruto abundante para glorificarte.

Que sepamos responder con humildad
a esta vocación tan grande
a la que nos has llamado.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...