rss


5º Domingo de Cuaresma

Sábado 5 de abril de 2014

El ambiente litúrgico de hoy está todo él centrado en la tercera catequesis bautismal que se ofrecía a los catecúmenos antes del bautismo: el evangelio de la resurrección de Lázaro, con la atención fijada en la resurrección.
El profeta Ezequiel habla a los israelitas exiliados en Babilonia, desesperados, y los llama a la esperanza de una nueva vida traída por Dios: “yo mismo abriré vuestros sepulcros y os haré salir … Os infundiré mi espíritu, y viviréis”. San Pablo, en la segunda lectura, nos anuncia una vez más la vida nueva de Jesús, y todo lo que esa vida nueva significa.
Hoy, a las puertas ya de la Semana Santa, escucharemos en el evangelio la gran afirmación de Jesucristo. “ Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, viviré”. Jesús anuncia a Marta y a María que él es la resurrección y la vida, y “aprovechará” la muerte de Lázaro para darles esta enseñanza. Jesús quiere afrontar la situación límite de la debilidad humana, la muerte. Y Él se conmueve y llora. Todo ello, como veis, gira alrededor del misterio de la muerte y la resurrección. El misterio que celebraremos en la Semana Santa.

Oración: Despertar a la vida

Necesitábamos saber, Jesús,
cuál es la fuerza del Espíritu que te trae.
Necesitábamos saber, Señor,
de qué modo la divinidad habita en ti:
que tú, en tu propia carne, eres hijo de Dios.

Necesitábamos saber, Siervo doliente,
antes de verte clavado en la cruz,
antes de recoger llorosos tu cuerpo muerto,
que tú eres el arca santa de la vida,
el guardajoyas de la resurrección.

Nos lo has mostrado hoy
llamando a Lázaro nuevamente a la vida,
despertando a la vida a tu amigo,
como promesa para cuantos crean en ti,
amigos y amigas, Martas y Marías,
que, aunque mueran, vivirán;
resucitados, amanecerán en una Vida de sueño,
para no volver ya a dormir ni a morir jamás.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret

Zip - 2 MB


Próximamente...

  • Novena de la Inmaculada-(29 de noviembre)