rss


8º Domingo del Tiempo Ordinario

Sábado 1ro de marzo de 2014

El contenido del evangelio de hoy nos deja entrever el modo de ser de quien pronuncia estas frases. Jesús sabe contemplar cuanto le rodea con una mirada profunda de fe, descubriendo la mano amorosa del Padre en todas sus criaturas. El amor del Padre celestial para con nosotros es infinitamente superior al que tiene por los pájaros y lirios del campo. ¿Dudamos de ello?.
En todas nuestras preocupaciones e inquietudes se nos pide poner nuestra confianza en Dios. Para estar seguros del Señor, no mañana, sino hoy mismo, porque Dios no puede olvidarse de nosotros; valemos muchísimo a sus ojos y él nos ama profundamente. Estamos grabados para siempre en la palma de sus manos. Por tanto, ¿Por qué tendríamos que preocuparnos?
La consecuencia es no caer en la tentación de hacernos servidores del dinero ni de todo lo que el dinero puede comprar. Esto nos impediría vivir de cara a Dios y a nuestros hermanos. Tenemos que comer, vestirnos y hemos de llevar una vida digna, y debemos hacer que todo el mundo la tenga.
Confiémonos, con Jesús, al cuidado amoroso del Padre.

Oración: Colaborar activamente en la construcción del mundo


Jesús, después de escuchar tus palabras
queremos pedirte que nos ayudes a descubrir
el amor con que el Padre nos ama.

Que sepamos tener tu mirada para
descubrir los auténticos valores de la vida
y saber contemplar con fe y agradecimiento
todo lo que nos rodea y nos hace existir.

Queremos pedirte también que seamos agradecidos
por todas las personas que nos ayudan
o nos han ayudado a vivir en la fe,
a confiar incluso en las situaciones adversas,
a no perder la esperanza en medio de la oscuridad.

Gracias por todas aquellas personas que
nos valoran y nos aman incondicionalmente.

Ayúdanos también, Señor Jesús,
a mirar más allá de nosotros mismos.

Que nosotros, que comemos todos los días,
que tenemos una casa digna,
sepamos ser solidarios con los que
no disponen del mínimo indispensable
para poder vivir como personas.

Que colaboremos activamente en
la construcción de este mundo
que el Padre ha puesto en nuestras manos
para que sea casa acogedora
de todos sus hijos e hijas.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret

Portafolio


Próximamente...

  • Primeras Comuniones-(3 de octubre)