rss


Domingo 26 T.O Quien no está contra vosotros..

Domingo 27 de septiembre de 2015

Hoy, y durante estos próximos domingos, hasta el final del tiempo litúrgico, veremos cómo Jesús se hace el encontradizo con todos aquellos que le vienen a buscar; con buenas intenciones, o aquellos que quieren ponerle a prueba. Días para ver las motivaciones que tenemos para seguir al Señor.
Concretamente en el evangelio de este domingo, Jesús sale al paso de toda actitud intransigente, intolerante y excluyente, contraria a su vida y a su mensaje. Todos conocemos a mucha gente, buenas personas, con muchos valores, gente humilde, incluso más allá de nuestras fronteras, e incluso de nuestra fe, al servicio de los pobres y necesitados, gente que lucha por la verdad, por la justicia, por la libertad, por hacer un mundo más pacífico y mejor repartido, gente que aunque no busque a Dios, está claro que el Espíritu de Jesús ha obrado en ellos. Jesús dice a sus discípulos “no se lo impidáis” porque no son de los “nuestros”, pero trabajan por el proyecto de Dios.
Tenemos que colaborar unos con otros. Jesús nos invita a valorar con respeto, tolerancia y alegría el bien, lo haga quien lo haga, todos somos compañeros, amigos y hermanos en el proyecto de Dios. Se trata de ser signos de un mundo nuevo. Nuestra comunidad tienen que ser un lugar de encuentro, de apoyo, ayuda y fomento de todo lo bueno. Ser cristiano no significa estar en contra de nadie, sino a favor de todos los que entregan su vida en la lucha por el ser humano y un mundo mejor. Y para conseguir todo esto otra actitud que nos pide Jesús: vivir unidos a Cristo; hacer la cosa más sencilla -”dar un vaso de agua al más pequeño”- en comunión con el Señor.
Para ello es preciso hacer revisión personal de nuestra vida.

PDF - 922.2 KB

Oración

Que nos dejemos guiar siempre por la luz del Espíritu Santo

Te damos gracias, Señor Jesús,
por todo el bien que se hace cada día en el mundo
y por todas las personas que se dejan guiar
por tu Espíritu;
te agradecemos por todos los que trabajan
por la paz y la justicia,
por los que promueven la cultura y la educación,
por los que se ocupan en la mejora de la salud
y en la atención a enfermos y ancianos,
y por todas las personas que calladamente
se dedican a servir a los demás.

Haz, Señor, que aprendamos a colaborar
con todas las personas de buena voluntad
que trabajan para el bien de los demás,
y que no caigamos en la tentación
de buscarnos enemigos o rivales.

Que tu palabra nos ayude, Señor,
a ser honestos y exigentes
con nosotros mismos;
perdónanos por todas las ocasiones
en que hemos fallado y fallamos cada día
y danos la valentía de no desanimarnos,
sino que nos dejemos guiar siempre
por la luz del Espíritu Santo.

Que no nos rindamos ni nos dejemos vencer
por el mal que existe en el mundo
ni por las propias fragilidades,
sino que triunfemos de él con la fuerza de tu amor
y de la dedicación constante al bien.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Primeras Comuniones-(3 de octubre)