rss


Domingo 2º Cuaresma. La Transfiguración

Sábado 24 de febrero de 2018

La liturgia de hoy presenta tres montes: Moria, Tabor y Calvario. Cada uno tiene su significado y contenido en la historia del pueblo creyente. La fe de Abrahán es puesta a prueba al sacrificar al hijo de la promesa en el monte Moria. Dios ve la obediencia del Patriarca y hace que un cordero sea sacrificado en vez de Isaac.
El otro es el monte Tabor. Jesús es transfigurado y Dios Padre exhorta a todos a escuchar la voz del Hijo, que camina hacia la muerte. En el texto de la carta a los romanos no se menciona expresamente el monte del Calvario, pero se habla de la muerte de Jesús. Por su muerte la humanidad se ha salvado.............

PDF - 1.1 MB
Zip - 5.3 MB

Oración: No convirtamos la cruz en un objeto de lujo o de decoración
Han pasado veinte siglos, Señor,
y tu cruz sigue siendo
un escándalo y un absurdo.
Escándalo para los que no soportan
que Dios se muestre débil y sufriente,
absurdo para los que no creen en un Dios
que dé sentido al mundo,
y todavía menos que este sentido sea
la entrega de uno mismo.

La cruz nos dice que no salvan la fuerza,
la riqueza ni el placer. Ni siquiera la razón.
Sólo salva el amor, un amor radical
que da la vuelta y da sentido
a las peores realidades del mundo,
que son el sufrimiento y la muerte.
Un amor que es la fuente
de la auténtica belleza,
la verdadera riqueza y el gozo perenne.

No convirtamos la cruz
en un objeto de lujo o de decoración.
No la escondamos ni la camuflemos.
Ella es el núcleo del evangelio.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...