rss


Domingo 30 T.O.Jesús cura al ciego Bartimeo

Sábado 24 de octubre de 2015

Ayer celebramos solemnemente la fiesta de San Antonio María Claret, Fundador de los Misioneros Claretianos.
En los momentos de tinieblas en nuestra vida, la Palabra de Dios es siempre una Luz, que ilumina nuestro caminar en la fe.
En la 1ª Lectura, Jeremías anuncia una señal de luz para el sufrido pueblo, que vivía en las tinieblas del exilio: es una llamada a la esperanza y la confianza en Dios .
En el Evangelio, Jesús da a un ciego la luz de la visión y de la fe. Van de camino y los APÓSTOLES estaban "ciegos" y necesitaban "Luz": aceptaban a Jesús como Mesías, pero no aceptaban la cruz.
El encuentro con el ciego Bartimeo aconteció "a lo largo del CAMINO" ("El Camino" significaba el cristianismo. Los "seguidores del Camino" eran los cristianos en la Iglesia primitiva). El ciego no estaba en el camino. Estaba al margen de la religión y de la vida.
Al final, también Bartimeo siguió a Jesús “en el camino".
El mensaje de hoy nos habla del camino de la FE, de los que quieren VER y SEGUIR a Jesús. ¿Cuales son los obstáculos que impiden a tanta gente, que desea ver, acercarse más a Cristo y a su Iglesia? ¿Tal vez nuestras discordias internas, la falta de unidad de los cristianos, la falta de acogida, un lenguaje complicado, tal vez una llamada más cariñosa?
Y nosotros ¿qué podemos hacer? Descubrir nuestras cegueras; perseverar en la Oración como Bartimeo; seguir a Jesús en el Camino.
Para ser"Discípulo" es preciso querer VER y decidir CAMINAR. El encuentro personal con Jesucristo transforma la vida. ¡Empieza ya! Seamos voz y ánimo para todos los que buscan luz, dignidad, salvación….

PDF - 1.1 MB

Oración: Danos, Señor, un corazón compasivo

Señor, muchas personas piden ayuda
y acallamos sus gritos
y cerramos los ojos a su necesidad.
Danos, Señor, un corazón compasivo.

Señor, despierta la fe
que se esconde en los corazones.
Al igual que Bartimeo
todos deseamos ver y seguirte.

Bartimeo se unió al grupo de Jesús
aunque no pertenecía al grupo de los Doce.
Muchas personas
desean colaborar en las parroquias
o en los grupos de ayuda
que la Iglesia organiza.
Señor, que no pongamos pegas
y acojamos la buena voluntad.

Señor, cuando Bartimeo llamó tu atención,
te paraste y le escuchaste:
¿Qué quieres que haga por ti?
Queremos actuar como Tú.
No pretendemos saber
lo que necesitan los demás,
ni les imponemos
lo que nosotros creemos que deben hacer.

Señor, un buen número de familias
se siente al borde del camino
como el ciego Bartimeo.
Ayúdanos, Señor.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Novena de la Inmaculada-(29 de noviembre)