rss


Domingo 5º Cuaresma, la adúltera

Sábado 6 de abril de 2019

Jesús, hoy, da un ejemplo, pasando de las palabras a los hechos... Una oportunidad para revelar la actitud de Dios frente al pecado y al pecador. "Mujer, ¿dónde están tus acusadores, ninguno te ha condenado?. Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más...". Jesús invita a la mujer a seguir un camino nuevo de libertad y paz. Jesús no aprueba el pecado, pero no condena a la pecadora. Muestra que lo importante es la conversión de las personas, no su condenación. Es la imagen de un Dios que es más misericordia, que justicia; no quiere la muerte del pecador, sino su plena liberación. La fuerza de Dios no está en el castigo, sino en el Amor. En frente está la hipocresía fiscalizadora de los escribas, de entonces y de hoy… También hoy la intransigencia puede hablar más fuerte que el amor. Se mata, se oprime, se esclaviza en nombre de Dios. Todos somos pecadores y no tenemos el derecho de condenar, ....

PDF - 789.5 KB

Oración:No has venido a condenar sino a salvar
No has venido a condenar sino a salvar.
Toda la vida has estado del lado de los pobres,
de los pequeños y de los impuros
(tres categorías que, sospechosamente,
se confunden a menudo),
por eso morirás desnudo en el suplicio
reservado a los proscritos y criminales.

Tus palabras salvaron a la adúltera
de morir apedreada,
y tu mirada le abrió un camino
de rehabilitación: «Vete
y no vuelvas a pecar».

Tu sacrificio en la cruz nos salva a todos,
y el nuevo mandamiento que pronuncias
nos abre el camino del Reino.

No nos quieres perfectos y puros,
sino confiados en tu perdón
y compasivos con los demás, como tú.
No nos quieres campeones
de ninguna competición,
sino que volvamos a levantarnos
después de cada caída
y sigamos corriendo hacia la meta.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Valvanerada de JUCOMA-(29 de junio)