rss


Domingo III T.O. Infancia Misionera

Sábado 24 de enero de 2015

Marcos es el evangelio que estamos leyendo este año litúrgico. En la narración que leemos este domingo, nos habla de que Jesús comienza a recorrer su tierra de Galilea, anuncia el Reino de Dios, hace una llamada a la conversión y llama a los primeros discípulos. Se crea en torno a él expectación, alegría y esperanza.
El evangelista explica que comenzó Jesús a predicar diciendo: “el Reino de Dios está cerca. Volveos a Dios y aceptar con fe las buenas noticias”. Jesús estaba entregado totalmente a su misión: anunciar la Buena Nueva y a ayudar a la gente necesitada. Y provoca la conversión y la fe. Este es, pues, el núcleo de su predicación: es preciso convertirse, cambiar la orientación de la propia vida, cambiar de criterios y de corazón, para adecuarlos al plan de Dios. Y vivir así es vivir el Reino de Dios, experimentar que Dios reina en la propia vida, en el corazón de cada uno. A nosotros nos pide seguirle. Ir detrás de Jesús. Teoría y práctica, mensaje y acción. Como Jesús, también nosotros, sus seguidores, debemos hacer así para que el anuncio del Evangelio sea creíble en el mundo actual. Jesús elige un equipo de colaboradores. La llamada de Jesús sigue viva hoy. Gracias a todos los que colaboran en la parroquia en algunos de los grupos ¿En qué grupo parroquial puedes colaborar tú? Hoy es la Jornada de la Infancia Misionera. El lema dice: “Yo soy uno de ellos”, como los misioneros. Hoy se nos invita a vivir y a responder a su llamada, a ser “piedras vivas” de comunidad.

PDF - 1 MB

Oración: Vivir como discípulos de Jesús

Te damos gracias, Padre nuestro,
porque cada día nos haces escuchar tu palabra,
como la escucharon Jonás, la gente de Galilea
o los primeros que siguieron a Jesús;
te agradecemos sobre todo porque en Jesús
tu palabra es vida humana.

Haz que no nos cansemos
de escucharla ni de acogerla,
que no vayamos postergando
la conversión que nos pide,
sino que demos cada día algún paso,
sobre todo respondiendo a la llamada de ir con Jesús
y de vivir como discípulos suyos.

Reconocemos, Padre, que estamos lejos aún
de vivir según tu proyecto;
ayúdanos a no quejarnos tanto
de lo que va mal
y a dejar crecer en nosotros y en todos
cuanto existe de bueno y verdadero
y que es signo de la proximidad de tu Reino.

Que los cristianos de todas las confesiones,
que ya te reconocemos como Padre
y estamos unidos por el mismo bautismo
y la misma fe en Jesucristo,
podamos crecer en el respeto, la conversión a ti
y el mutuo reconocimiento de hermanos
para que podamos caminar juntos
siendo testigos del Evangelio
y portadores de esperanza para nuestro mundo.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Primeras Comuniones-(3 de octubre)