rss


Estás aquí: Portada > Hoja Parroquial

Domingo XXX T.O. Fariseo y publicano. Domund 2016

Domingo 23 de octubre de 2016

parroquia Corazón de María.
El DOMUND, la Jornada Mundial de las Misiones de este año tiene como lema “Sal de tu tierra”, y la liturgia de hoy nos habla de la actitud elemental e imprescindible: dejar de mirarnos a nosotros mismos y mirar la necesidad de los demás. La oración que Dios escucha es la del humilde que proclama con su vida y su palabra la misericordia del Señor. Reconocer nuestra pobreza y la grandeza de la obra de Dios como lo hizo la Virgen María es la forma más sencilla de ser misionero. En este Año Jubilar de la Misericordia, nos lo recuerda también el Papa en su Mensaje para la Jornada, que tiene por título “Iglesia misionera, testigo de misericordia”. Hay un vínculo esencial entre misericordia y misión, y la misericordia exige la humildad del corazón. Modelo de “cristiano en salida” y de “Iglesia en salida” son los misioneros y misioneras, que esparcen la semilla de la Buena Noticia por el mundo entero. Ellos han dejado su tierra para ponerse al servicio del Evangelio y de la Iglesia. Ciertamente se trata de una vocación específica, aunque este hecho no debe opacar la realidad de que todo cristiano está llamado a “salir de su tierra”, en cuanto esta representa el arraigo en lo conocido, las seguridades humanas, la autojustificación personal, la comodidad, la rutina... La oración humilde, al tiempo que nos hace confiar en la misericordia de Dios, nos convierte también en mensajeros de ella, nos desarraiga y nos hace valerosos para anunciar esa misericordia del Señor a los demás.
Hoy queremos destacar la fiesta de SAN ANTONIO MARÍA CLARET, que mañana 24 de octubre celebramos. Sacerdote y Obispo misionero en España y Cuba. Hoy muchos siguen sus huellas, entre los que destacamos la Familia Claretiana: los Misioneros Claretianos, las Misioneras Claretianas, el Intituto Secular de “Filiación Cordimariana” y el Movimiento de Seglares

PDF - 1.2 MB

Oración: Danos un corazón y unas actitudes de auténticos hijos tuyos

Dios y Padre nuestro, te damos gracias
porque quieres ser el Padre de todos,
invitando a la humanidad a formar
una familia de hermanos y hermanas
en que nadie menosprecie a los demás.

Haznos abrir los ojos y el corazón
para que te sepamos descubrir, valorar
y aceptar como Padre;
y considerar y amar a los demás
como hermanos y hermanas, miembros todos
de la misma y única familia
que tú has querido crear.

Te damos gracias, Padre nuestro,
porque tu Hijo Jesús nos enseña
a vencer la tentación de vivir encerrados
en nuestro pequeño mundo, sabiéndonos abrir
a tu amor y generosidad sin límites.

Te damos gracias por todas las personas
que ayudan, acompañan y valoran
a los últimos de nuestra sociedad.

Te pedimos perdón, Padre de bondad,
porque a veces llegamos a tratar a alguien
como si no fuera hijo tuyo
y hermano de Jesucristo y nuestro.

Te pedimos perdón porque a veces
nos sentimos orgullosos del bien que hacemos
y criticamos el bien que hacen los demás,
olvidando que todo es fruto de tu amor.

Dios y Padre nuestro, ¡danos un corazón
y unas actitudes de auténticos hijos tuyos!

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret


Calendario
agosto de 2019 :

Rien pour ce mois

julio de 2019 | septiembre de 2019


Próximamente...