rss


Domingo de la Ascensión del Señor

Sábado 16 de mayo de 2015

Hoy es la fiesta de la Ascensión del Señor al cielo. No conmemoramos más hecho histórico que la muerte y resurrección de Jesús. El acento lo ponemos en que el Resucitado está con Dios. El Hijo que se encarnó -descendió- del cielo, sube
- asciende- al Cielo, junto al Padre. El Hijo de Dios se hizo hombre no sólo para compartir nuestra condición, sino para conducirnos a ser como él. Jesús no se ahorró la pasión y muerte, tampoco nosotros. Si él ha vencido la muerte, con él también nosotros la venceremos.
La Ascensión es una fiesta que anima a vivir a los cristianos en la esperanza de ser aquello que Dios quiere: ser como Jesús. La Iglesia cree que también participará de la misma gloria de la cual participa ya Jesús. Y, mientras llega el final, la Iglesia tiene una misión: “id al mundo entero”, “a toda la creación”, a combatir el mal con palabras y obras, con la finalidad de que todo el mundo pueda tener la oportunidad de gozar de la felicidad que Dios ofrece.
Esta fiesta también nos hace subrayar que , a pesar de la ausencia, Jesús está presente y acompaña el camino y la misión de sus discípulos. La Ascensión de Jesús no supone un abandono del mundo. La fiesta de hoy nos hace celebrar que el designio de Dios de vivir en la plenitud en Cristo podemos vivirla ya en la realidad de este mundo que nos toca vivir; allá donde se juega la vida de cada uno y de la humanidad entera. La vida cristiana es un permanente mirar hacia arriba, “al cielo”, y mirar hacia la tierra para hacer de esta “un cielo” para todos los hombres mientras, cada día, los cristianos oramos y lo esperamos todo de Dios y buscamos cuál es su voluntad para llevarla a cabo con nuestras manos. Seamos ”piedras vivas” de comunidad.

PDF - 1.4 MB

Oración: Que sepamos construir este mundo según tu Evangelio


Señor Jesucristo glorificado, Cabeza de la Iglesia
y compañero de nuestro camino,
te pedimos hoy que nos hagas ser muy conscientes
de que hemos sido bautizados en el Espíritu Santo
para ser tus testigos por toda la tierra
y cada día de la vida;
no permitas que nos quedemos mirando al cielo,
sino que sepamos cooperar
en la construcción de este mundo según tu Evangelio.

Que estemos tan convencidos
de que cooperamos en tu misión
que aprendamos cada día a hablar
un lenguaje comprensible
para que las gentes de hoy
entiendan tu mensaje;
que seamos capaces de estar al lado
y aliviar el sufrimiento de los enfermos;
que tu gracia nos ayude a vivir
sin ser atrapados
por cuanto hay de negativo en el mundo;
que vivamos de tal modo
que el mundo entienda que la salvación
consiste en vivir según tu Evangelio.

Tú que, siendo nuestro hermano,
subiste al cielo, ayúdanos a ser, como tú,
verdaderamente humanos para que así
la tierra pueda acercarse un poco más al cielo.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret



Próximamente...

  • Viacrucis cuaresmales-(22 de marzo)
  • Viacrucis cuaresmales-(29 de marzo)
  • Viacrucis cuaresmales-(5 de abril)
  • Viacrucis cuaresmales-(12 de abril)
  • Representación: Jesucristo, Camino, Verdad y Vida-(13 de abril)